• La nueva era del mercado de impresión

    Posted on 27 septiembre, 2016 by vero in gestion documental, impresoras, informatica.
    • El cambio en el mercado de impresión ha venido motivado por varios factores: la movilidad, la nube, los servicios de impresión y la seguridad

    • ¿Hay todavía algo que inventar en el mercado de impresión? Parece que sí.

    mercado

    El mercado de impresión vive días de auge. Las empresas, lejos de dejar de imprimir, siguen considerando el papel como un elemento fundamental en sus tareas diarias. Además, el mercado de la impresión 3D no deja de crecer. Las empresas también ven en este tipo de impresión un elemento para incrementar su productividad.

    El crecimiento del mercado de la impresión 3D muestra crecimientos sostenibles y ya no se reduce a proyectos muy básicos. Los fabricantes de impresión tradicional, poco a poco, se están subiendo al carro de este negocio emergente, sin olvidarse de su mercado tradicional. Después de adaptarse a las nuevas necesidades y de concienciar a las empresas a realizar una gestión documental responsable, la impresión en papel vive días felices. A continuación veremos cuál es la situación de ambos mercados.

    Impresión tradicional

    El cambio en el mercado de impresión ha venido motivado por varios factores: la movilidad, la nube, los servicios de impresión y la seguridad son sólo algunos de los elementos que han propiciado estos cambios. Así que la frase de “el papel ha muerto” está más desfasada que nunca. Y es que, el mercado impresión en España está evolucionando de forma muy positiva, con un crecimiento en 2015 del 12% en unidades en la tecnología de tinta y un 4% en la tecnología láser según datos finales de IDC. Es especialmente destacable el crecimiento en el segmento de tinta profesional, que aumentó un 24%, y que se consolida como clave en nuestro mercado. Dentro de este mercado, juega un papel protagonista HP que ha reforzado su liderazgo con un 58% de cuota de mercado en tecnología de tinta y con un 28% en tecnología láser, creciendo en ambos casos de forma sostenible por encima del mercado. Los datos de crecimiento del sector los confirma Mar Porras, Product Marketing Manager de Ricoh España quien asegura que “el mercado de impresión crece por tercer año consecutivo en unidades y gracias a las nuevas tecnologías,  actualmente se imprimen otro tipo de documentos que  se capturan a través de dispositivos móviles”.

    Los responsables de este crecimiento tienen elementos claves. Así opina Juan Leal, director general de Lexmark Ibérica quien afirma que “el segmento de dispositivos color y, en particular, el de multifunción láser color está creciendo, especialmente en España, donde el crecimiento se prevé que pueda ser de doble dígito. Esta tendencia no se reproduce en el mercado de láser monocromo, donde se prevé una disminución en la venta de impresoras. La consolidación de las flotas de dispositivos en las empresas, así como la adopción de herramientas eficaces de gestión de dispositivos y costes, los servicios de impresión gestionados (MPS) y la transformación digital de los procesos empresariales confirman las tendencias de disminución de la base instalada de impresoras”. Por su parte, Jesús León Muñiz, Managed Print Services & Solutions de OKI Europe Ltd., Sucursal en España considera que las claves hay que buscarlas en que “el mercado está migrando a dispositivos que pueden integrar soluciones globales como la gestión documental. Prueba de ello son las conclusiones del estudio de IDC ¿Sus procesos empresariales entorpecen sus oportunidades de mercado? Gestión de documentos e impresión económicas mediante equipos MFP inteligentes, encargado por OKI, según el cual las pymes son cada vez más conscientes de que necesitan soluciones de procesos empresariales que les ayuden a aumentar la productividad y, los equipos MFP inteligentes responden a su demanda”.

    Tendencias en el nuevo mercado de impresión

    ¿Hay todavía algo que inventar en el mercado de impresión? Parece que sí. El cliente ya no pide sólo velocidades de impresión. Ahora el trabajador es móvil, por lo que la impresión móvil se hace indispensable para cualquier trabajador actual. La impresión desde la nube es también otro elemento que juega a favor del crecimiento que experimentan los equipos tradicionales. Además, la gestión de lo que se imprime y la reducción tanto de consumo como de papeles que se imprimen también están siendo muy demandados por las organizaciones. Y a ello se suma un elemento que hasta ahora estaba olvidado: el de la seguridad. Como muestra un botón. La compañía que lidera el mercado, HP Inc. hace años que hizo hincapié en cambiar la metodología de las empresas en materia de impresión y para ello realizó diferentes estudios sobre qué se hacía mal en las empresas y cómo podían mejorar su productividad. Eso les proporcionó una clara ventaja con respecto al resto. Tal y como opina el portavoz de la multinacional norteamericana, “a día de hoy proporcionamos un completo ecosistema de impresión entendido como un todo, ya que no solo engloba el equipo en sí, sino también los consumibles, las soluciones de gestión documental y servicios adicionales. De tal forma, dispone de la oferta más amplia e innovadora de soluciones de impresión de inyección de tinta y tecnología láser del mercado. Junto a la calidad, la velocidad y la eficiencia de nuestros equipos y soluciones, la impresión móvil y la seguridad son algunas de las principales tendencias clave tanto en el ámbito de la impresión de consumo como profesional. En el entorno de consumo estamos apostando por equipos con diseños atractivos y formatos adaptados al estilo de vida de los usuarios, con la incorporación de funcionalidades y aplicaciones que faciliten la impresión desde sus dispositivos móviles y su interacción con las redes sociales”.

    Pero los cambios son varios. El director general de Lexmark asegura que “la creciente digitalización de las empresas ha supuesto un cambio radical para el sector de la impresión. Cada vez son más las compañías que se incorporan a la tercera plataforma para formar parte de lo que se considera una nueva era de la tecnología, basada en la nube, las redes sociales, el Big Data y la movilidad. El uso de estas cuatro tendencias tecnológicas en su conjunto proporciona a las empresas una visión general de la información en sus redes, ayudando a la empresa a alcanzar la innovación y ventajas competitiva”. Y es que, El sector de la impresión se ha tenido que adaptar a la llegada de nuevos paradigmas, como son el Big Data y los equipos compartidos, a los que se suma el abanico de la virtualización, que va desde modelos Cloud Computing a la impresión desde los más diversos dispositivos móviles. Las nuevas tendencias requieren de un esfuerzo redoblado en el área de los servicios. Por eso, cada vez se adoptan más soluciones enfocadas a los procesos de negocio y la impresión pasa de ser una mera herramienta a convertirse en un servicio gestionado. Todo ello en un contexto en el que según un estudio de IDC, patrocinado por OKI, demostró que el reto ahora consiste en gestionar la información, es decir, en dar sentido a los datos a los que se accede, y suministrarla de la manera más eficaz posible en cuanto a costes y tiempo, pues una gestión ineficiente de los documentos se traduce en más de un 20% de pérdida de productividad por año.

    Y finalmente nos queda la movilidad. Tal y como señala la portavoz de Ricoh, “la tendencia de mayor impacto hoy en día es la de movilidad, el cliente quiere imprimir desde sus dispositivos móviles en cualquier lugar. Pero no es la única, otra de las tendencias con mayor impacto es la de colaboración, nuestros dispositivos de impresión en combinación con los de comunicación permiten a usuarios que no comparten el mismo espacio físico,  trabajar simultáneamente en un mismo documento; por ejemplo pueden trabajar conjuntamente en pantallas interactivas conectadas e imprimir directamente los documentos modificados o enviarlos a un dispositivo móvil”.

    El factor móvil y la seguridad en el nuevo mercado de impresión

    Efectivamente, la impresión móvil es un aspecto cada vez más demandado, ya que los usuarios quieren imprimir en cualquier momento y lugar, de forma fácil y segura. De acuerdo con un informe de HP, el 73% de los usuarios de dispositivos móviles están interesados en imprimir directamente a través de sus equipos, siendo las fotografías una prioridad para el 67% de ellos.

    Pero, además, en el ámbito profesional, la impresión móvil permite a las empresas reducir costes y aumentar la flexibilidad y la productividad, al ayudar a dinamizar y optimizar recursos y flujos de trabajo.

    En este sentido, la movilidad es uno de los pilares de nuestra estrategia y un elemento clave en prácticamente todas nuestras líneas de producto y, por supuesto, en la impresión profesional.

    Las pymes están de acuerdo en que la movilidad de los empleados está impulsando la necesidad de agilizar los procesos y digitalizar los documentos. A lo que se suma que para el año 2018, IDC prevé que el 75% de la plantilla será móvil. El crecimiento del personal móvil ha creado una necesidad crítica de acceso a la información precisa y segura “en cualquier momento y desde cualquier lugar”. Como apuntan desde OKI, “esto significa que las empresas deben tener un mayor control sobre la forma en que trabajan las personas desde sus propios dispositivos personales y empresariales para garantizar la protección de los datos confidenciales de la empresa, a la vez que les permite acceder sin ningún problema a los documentos necesarios para mantener y aumentar la productividad empresarial”. Pero no todo es un camino de rosas en el camino de la impresión a través de dispositivos móviles. Tal y como apunta el director general de Lexmark, “para que la movilidad sea viable es importante que la impresión sea igual de cómoda tanto en dispositivos de sobremesa como móviles. Para ello, se debe contar con compatibilidad incluida de serie con las funciones de impresión nativas de los sistemas operativos móviles, así como con los estándares emergentes para la impresión móvil. De esta manera, se puede conseguir que la impresión se lleve a cabo de una manera rápida y sin complicaciones desde los dispositivos móviles”.

    Como decíamos, el de la seguridad, es un elemento clave en el desarrollo de la nueva era de la impresión. Y es que las empresas han descubierto que a través de las impresoras había infinidad de brechas de seguridad. Por ello, los equipos cuentan cada vez con una mayor sofisticación en esta materia para impedir por ejemplo, accesos no deseados, evitar que documentación sensible se encuentre en las impresoras hasta que el usuario lo recoja o cifrar los datos que van desde un equipo hasta la impresora.

    La seguridad, es sin duda, una de las grandes preocupaciones de las empresas a la hora de desarrollar su negocio en el mercado y a pesar de su relevancia, todavía el 56% de las compañías ignoran las impresoras en sus estrategias de seguridad total.

    Tal y como señalan desde HP Inc. “la seguridad es una prioridad que reflejan todas nuestras líneas de productos y soluciones a nivel empresarial y, como no podría ser otra manera, la hemos incorporado a todos los niveles del entorno de la impresión profesional, abarcando tanto el dispositivo, como los datos y los documentos. No hay que olvidar que las impresoras, desde el punto de vista de la seguridad, requieren el mismo grado de protección que los PCs. Esta es la razón por la que HP ha desarrollado las soluciones de software de impresión móvil HP JetAdvantage, que permiten a los empleados imprimir en dispositivos de la oficina o bien en ubicaciones de impresión públicas, con las características de seguridad que exigen los responsables de TI”. Por s parte desde OKI aseguran que “en un contexto como el actual, la seguridad —también en la impresión— es uno de los retos más importantes a los que se enfrentan las empresas. Dentro de este escenario de innovación, OKI ha introducido toda una serie de funcionalidades en todo su portfolio de soluciones profesionales de impresión y gestión documental, que van añadiendo capas de seguridad en los elementos clave de su gestión interna. Estamos hablando de soluciones que permiten acceder a los equipos mediante el uso de una tarjeta de identificación segura, un código PIN seguro o un dispositivo móvil. El sistema de impresión pull es común en los MFPs de OKI y permite a los usuarios enviar un trabajo de impresión a un dispositivo, pudiendo ser liberado sólo una vez que el usuario se encuentre físicamente delante del dispositivo y pase una tarjeta de seguridad o introduzca un código PIN. Según el estudio de IDC, la seguridad es una de las máximas prioridades de las pymes europeas, y por ello el 25% de las compañías han implementado ya soluciones de seguridad de documentos, incluido el ID de usuario”.

    Necesidades en el nuevo mercado de impresión.

    Las demandas de las empresas pasan, sin duda, por esta serie de elementos. Pero todavía hay más. Al final, en este mercado el elemento fundamental es el equipo y en este sentido, los multifuncionales son los reyes. Las empresas buscan soluciones de impresión que les aporten calidad y velocidad, así como mayores niveles de eficiencia y les permitan ahorrar costes. Pero sus requerimientos no se refiere exclusivamente a los equipos en sí, sino que existe también una creciente demanda por parte de las organizaciones de soluciones y servicios de impresión gestionada (MPS).

    Y es que aproximadamente el 70% del mercado de impresión profesional se basa ya en la demanda de servicios y soluciones contractuales, siendo algunas de las principales razones la optimización de costes y la preocupación por la seguridad. En este sentido, Jesús León Muñiz, Managed Print Services & Solutions de OKI Europe Ltd., Sucursal en España cree que “las empresas son cada vez más partidarias de recurrir a servicios gestionados de impresión que les ayuden a automatizar e integrar los procesos empresariales correctamente para que los empleados puedan trabajar de forma eficaz y eficiente desde cualquier lugar y en cualquier momento, y por ende, aumentar la productividad y cumplir con sus objetivos de negocio. Además, las compañías están dando un salto tecnológico y buscan que sus soluciones para la gestión de la impresión no sólo les ayuden en el día a día optimizando el volumen de sus trabajos, sino que les permitan mejorar la gestión y seguridad del flujo de trabajo documental dentro de toda la organización”. De igual forma, el director general de Lexmark considera que “el entorno empresarial actual necesita manejar masas de datos sin estructurar, que incluyen desde emails hasta archivos adjuntos, imágenes escaneadas, archivos de vídeo y audio, y fuentes de información procedente de sistemas externos. Lo que una empresa necesita es la gestión eficaz y transparente de estos datos. Obviamente, todas estas necesidades están relacionadas con la digitalización. Es crucial dar el paso, pero digitalizar supone transformar desde la raíz y adaptar todos los procesos de una compañía a una nueva forma de trabajo. Para conseguir esto es importante confiar en una empresa externa que te aporte seguridad y ganas de dar el paso”.

    La era de las tres dimensiones

    Y llegados a este punto llegamos a uno de los mercados emergentes más importantes de la actualidad: la impresión 3D. De hecho se considera emergente porque todavía le queda mucho por avanzar y sólo está en los inicios pero ya empiezan a aparecer desarrollos importantes como el de la construcción de un puente en Amsterdam realizado exclusivamente con técnicas de impresión en 3D. Las ventajas de este modelo son claras: se eliminan los problemas relacionados con los cortes de tráfico puesto que no se necesitan transportar ingentes cantidades de materiales atravesando toda la ciudad. Asimismo, la vida cotidiana del barrio en el que se ubica tampoco se ve afectada puesto que la parte que se tiene que acordonar es mínima y todo ello en un proyecto ecológico, limpio y más barato que si se desarrollara bajo un proyecto tradicional.

    Algunos datos demuestran el avance de este mercado. Según IDC, el gasto en impresión 3D va a crecer un 27% anualmente hasta 2019, cuando generará unos ingresos de unos 26.700 millones de dólares.  Las impresoras 3D aún no son un producto de consumo masivo, pero ya han salido del nicho de usuario muy avanzado para pasar a tener cada vez mayor presencia en sectores como el del diseño, la arquitectura, la educación o la medicina.

    Fabricantes tradicionales que, de momento, no tienen planes para desarrollar equipos en tres dimensiones como OKI, consideran que estamos ante un mercado con mucho potencial. Así lo cree su portavoz que asegura que  “La impresión 3D es un  mercado revolucionario que está abriendo innumerables posibilidades a muchos sectores, sobre todo a segmentos especializados como pueden ser los mercados verticales: industrial, aeronáutica, automoción, diseño, etc. Además, la reducción de los costes de dichas máquinas está permitiendo que sea cada vez más accesible para el cliente final. Desde nuestro punto de vista, creemos que la impresión 3D seguirá enfocado en estos ámbitos profesionales concretos, y no es nuestro foco de especialización. Por eso, OKI, seguirá con su firme apuesta por los servicios gestionados de impresión, ofreciendo al mercado impresoras y multifunciones vanguardistas y con la última tecnología para toda clase de negocios”.

    Otras empresas tradicionales como HP Inc. llevan años trabajando en el desarrollo de la impresión en 3D. Para sus portavoces se trata de un mercado que “existe una gran oportunidad en la creación de prototipos y en la producción con un foco en el espacio industrial/comercial. Como parte de nuestra estrategia de impresión 3D, estamos apuntando a industrias como Automoción, Aeroespacial, Consumo y Medicina / Salud y también el sector de los servicios de impresión 3D comercial (también denominados oficinas de Servicios de Impresión 3D –3D Print Service Bureaus–). Cuando observamos nuestras proyecciones del mercado, vemos un crecimiento a 2020 en la creación de prototipos (que es el segmento más grande a día de hoy) del 26%, mientras que la producción es el mercado de crecimiento más rápido con un 37% y, de hecho, donde vemos el mayor potencial de crecimiento. De la misma manera que hemos impulsado la transformación en la impresión 2D, HP tiene la intención de liderar la transformación 3D durante la próxima década y de ayudar a impulsar, junto a su ecosistema de partners, la próxima revolución industrial”.

    Parecía que en este mercado iba a ocurrir lo mismo que sucedió en el mercado de la movilidad: que iba a ser el usuario doméstico el que incorporase la impresión en 3D a su día a día y luego se incorporaría al segmento profesional. España es uno de los países pioneros en el mundo de la impresión 3D. Son varias las empresas que desarrollan productos específicos desde hace unos años y son las que están viendo de primera mano por dónde está yendo el mercado. Una de esas pioneras en EntresD. María Torras es su responsable de marketing: “no se han cumplido las expectativas de cara al sector doméstico. Aunque  sí que funciona muy bien en los sectores profesionales, a pesar de que aún muchas empresas desconocen lo útil que les puede resultar una impresora 3D profesional. Muchas equiparan las impresoras no profesionales (rep rap e impresoras de baja calidad) con lo que la tecnología puede dar de sí. Cada vez hay más modelos de impresoras 3D en el mercado y cada vez cuesta más elegir entre tantos modelos y marcas disponibles. El problema está en que la gran mayoría están limitadas a trabajar con uno o pocos materiales. Las grandes innovaciones vendrán de la mano de nuevos materiales y nuevas impresoras que permitan imprimir en una amplia gama de materiales. Pero siempre y cuando estos nuevos materiales y impresoras estén disponibles a precios razonables. En algunos campos esta tecnología está consolidada y no hará sino incrementar sus prestaciones y reducir sus costes, como en la medicina, el diseño y algunos procesos productivos. En otros la evolución está frenada por los costes de los materiales. Si los futurólogos están en lo cierto y nos lo acabaremos fabricando todo en casa con impresoras 3D, la gestión de los materiales se convertirá aún más que en la actualidad, en el verdadero caballo de batalla de la economía mundial. Creemos que llegará un momento en que las tecnologías aditivas aparecerán como limitadas frente a la evolución de las basadas en las tecnologías de utilización del láser. De momento éstas aún son muy caras, pero las economías de escala ayudarán a hacerlas más competitiva”.

    Otra empresa española es BQ. Conocida por su departamento de movilidad, donde ha tenido gran éxito con sus móviles y tabletas, esta empresa catalana es también un viejo conocido en el segmento de la impresión 3D. Rodrigo del Prado, socio fundador y director adjunto de BQ cree que se trata de un mercado con gran recorrido, sobre todo “ en campos como el de la ingeniería, la arquitectura y el diseño porque son herramientas muy útiles para el prototipado en el desarrollo de productos. Pero al tratarse ser muy versátiles,  u uso se está extendiendo a otros sectores como el de la educación y la medicina”.

    Mercado de impresión. Tipología de una empresa en 3D

    Fuera de los ámbitos de la industria o de la arquitectura, las empresas no saben todavía qué necesidades les puede resolver esta nueva tecnología. Un fabricante tradicional como Ricoh lleva años trabajando en el desarrollo de productos y soluciones de impresión en 3D. Para su portavoz, “el siguiente paso en la evolución de la impresión 3D es la utilización generalizada de impresoras en el ámbito de la fabricación, tanto para realizar series cortas (es decir, pocas unidades de un mismo objeto) como para series personalizadas (cualquier cantidad de piezas ligeramente distintas). En paralelo, se están desarrollando nuevas aplicaciones en el ámbito de la salud y se investiga en la creación de réplicas de tejidos blandos y de órganos funcionales. En cuanto al desarrollo de nuevos materiales de impresión, la tendencia apunta hacia materiales con propiedades especiales como por ejemplo la resistencia a altas temperaturas o al fuego, la conductividad eléctrica, la flexibilidad o compatibilidad con  el cuerpo humano. En Ricoh hemos creado el Hydrogel, que proporciona una consistencia y una viscosidad variables, lo que permite crear réplicas de órganos humanos que se pueden utilizar para la formación de los profesionales médicos y la planificación de intervenciones complejas. También estamos trabajando en el proyecto 3D Bioprinter, investigando en la posibilidad de fabricar tejidos vivos mediante una impresora 3D de inyección”.

    Para el portavoz de EntresD este mercado “a corto plazo, presentará una mejora paulatina de su utilización en el mercado profesional. Es difícil que la tecnología actual de deposición de plástico permita su penetración en el mercado doméstico, como un electrodoméstico más, como dicen los optimistas. Los sectores de aplicación actual son innumerables: además de las aplicaciones domésticas que hemos mencionado y del sector de la medicina, podemos asegurar que prácticamente toda la industria productiva ya la está utilizando de uno u otro modo. También en marketing, diseño, moda, arquitectura, alimentación, arte, siempre que haya que crear algo nuevo, la impresión en 3D presta una ayuda fundamental. Un sector muy importante para esta tecnología es el de la educación, en sus vertientes pasiva y activa. La visión de un objeto en 3D enriquece notablemente su comprensión. Ello puede aplicarse a una obra de arte, un objeto histórico, una figura geométrica o la estructura de una molécula orgánica. Pero es mucho más importante su utilización como herramienta activa para potenciar la creatividad y la imaginación de los niños, lo cual no realizan suficientemente las herramientas educativas actuales”. Por su parte, el portavoz de HP Inc. considera que “las empresas requieren de la impresión 3D en dos ámbitos diferentes. Por un lado, existe la necesidad de acortar los ciclos de desarrollo de producto y la impresión 3D habilita la posibilidad de crear prototipos de forma rápida agilizando el proceso y permitiendo poder ampliar el número de iteraciones en el desarrollo hasta la validación final del producto antes de ser lanzado a producir en serie. Por otro lado, existe la necesidad de acortar las tiradas de producción, reducir los stocks, aumentar la flexibilidad en poder modificar y mejorar las piezas a lo largo de la vida del producto e incluso poder fabricar bajo demanda. Aunque muchas de las empresas ya están incorporando estas tecnologías consiguiendo una ventaja competitiva, otras, aún desconocen las posibilidades de esta tecnología y como les podría ayudar a optimizar y mejorar sus procesos productivos. Los más pioneros, están incorporando la impresión 3D no solo para optimizar sino para crear nuevos negocios gracias a la posibilidad de fabricación personalizada masiva”.

     

     Fuente: http://www.revistabyte.es/tema-de-portada-byte-ti/la-nueva-era-del-mercado-de-impresion-2/
Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies